fuerza-valor-y-realidad:

Mientras tanto en un mundo paralelo